miércoles, 30 de noviembre de 2016

1936ko GERRA ARAMAIO ETA ARRASATEKO INGURUETAN

Jose Mari Azkarraga "Lurgorri"
Aritu naiz txoko honetan Jose Mari Azkarraga “Lurgorri”ri buruz. Bere jaiotzaren mendeurrena ospatzen ari da eta Euskal Herriko zenbait herritan haren omenezko ekitaldiak burutzen ari dira. Azkarraga, besteak beste, hogei urterekin gerrako korrespontsala izan zen zenbait agerkaritan. Eta gaurkoan har idatzitako pasarte batzuk ekarri nahi ditut, gerra alde batean eta bestean modu desberdinez bizi izan zela birgogoratzeko.

Honela idatzi zuen, Gudari astekarian, 1936ko azaroaren 4an:

“… Yo me asombro cuando considero que se ha contenido durante dos meses a las hordas salvajes en suelo gipuzkoarra; y me asombro también porque ahora se lucha con fusil y ametralladora, con aviación y artillería.. Recuerdo cómo al comienzo de la lucha me entregaron una pistola (¡ya me costó trabajo conseguirla!) con la cual ya me consideraba el hombre, no diré más invulnerable del mundo a la acción de las balas, pero sí un guerrero capaz de conquistar por mi sólo esfuerzo todo lo que mereciera la pena de ser conquistado.

Y me acuerdo también que cuando en mi pueblo Aramaio se comenzó a luchar, disponíamos de cinco pistolas y seis escopetas de caza, recogidas entre los baserritarras del contorno; por cierto, una de ellas estropeada, y hubo que dar mil rodeos para que, reparada, pudiéramos tenerla como arma extraordinaria. Así se luchó. Por eso no nos extrañaba que cuando disparábamos sobre las posiciones enemigas salieran facciosos a torear nuestras balas y nos colocaran en sus posiciones “txorimalos” (espantapájaros) burlándose de nosotros. Por eso no extrañará que en aquellos dos meses se hiciera frente al enemigo, sí, pero hubiéramos de entretenernos también en hacer competencia a los cangrejos.

… Y es en Arrasate donde amenazan con
graves penas a quienes hablen en euzkera. Yo, que creo conocer bien esa zona arrasatearra, que sé de muchos aitonas carlistas que sólo saben expresarse en su idioma vernáculo, sé también que esa medida, que no necesita ser comentada porque por sí sola hace brotar la indignación, les habrá hecho volver los ojos hacia otros caminos más en consonancia con su sentir”

Beste behin, Aramaiotik Otxandiora doa Lurgorri, Euzkadi egunkarirako kronika egitera. Eta 1936ko abenduaren 20an honela irakur zitekeen, “El batallón Ibaizabal lucha ardorosamente por nuestra libertad” tituluarekin:

“Mañana fría, con tibios rayos de sol. Corre veloz nuestro coche hacia Legutiano. Pasamos Otxandiano y seguimos corriendo varios kilómetros, hasta que nos detiene un gudari. “No sigan Vds. porque hasta aquí suelen llegar las balas enemigas”

Echamos pie a tierra Nos dirigimos por el monte a nuestras posiciones y una vez en ellas no podemos resistir la tentación de notificar a los fascistas con unos cuantos disparos nuestra feliz llegada. El capitán Sansinenea, de la primera compañía de Itxarkundiaga, que se ha unido a nosotros, sonríe al observar nuestra fatal puntería: “Unos tres kilómetros nada más ha faltado para que dieras en el parapeto”

Y convencidos de que solamente por casualidad podemos de esta forma deshacernos de enemigos, nos dirigimos a otras posiciones”

“Lurgorri”-ren azken baieztapenak garbi adierazten du bi bandoen arteko desberdintasuna, erabiltzen ari ziren armei zegokienez. Amaitzeko, beste pasarte bat trabskribituko dut, oraingoa ere Euzkadi
egunkaritik hartuta “Gudaris del batallón Saseta: tinko!” titulupean 1936ko abenduaren 27an argitaratua:

“Elorrio. Carretera arriba hacia Kanpantzar… El teniente Aristimuño del batallón Saseta nos dice: “Aquí vive un aitona que conoció la segunda carlistada” Consideramos de interés hablar con el anciano  y penetramos en el caserío. Interrumpimos por un momento la comida familiar.

“En esta guerra – dice el anciano- se sigue una trayectoria análoga a la de la segunda carlistada. Y precisamente en estos terrenos que rodean el caserío, donde hace unos días se ha combatido tenazmente, tuvo lugar entonces una tremenda batalla. Los “nacionales” vinieron desde Somorrostro sin disparar un solo tiro, pero aquí les esperaban los carlistas, entablándose un durísimo combate. Yo sólo bajé a Arrasate dieciocho muertos… Aquellos eran carlistas de verdad; vascos que luchaban por Dios y los Fueros. Estos…”

En los parapetos encontramos amigos, los muchachos aretxabaletarras que tan heroicamente se están portando… Miramos hacia Arrasate y los gudaris nos recuerdan que otros años acudían ellos a las fiestas de Santo Tomás, interrumpidas hoy por la guerra cruel que ensangrienta nuestra patria”

Jose Mari Azkarraga “Lurgorri” Asturiaseko frontera bidali zuten euskal agerkariek gerra korrespontsal bezala eta handik Jose Gorroñogoitia kapitan arrasatearraren agindupean aritu zen Amayur bataloiaren berri eman zuen.

Argazkiak: JMVM

No hay comentarios:

Publicar un comentario