miércoles, 31 de octubre de 2012

DOMU SANTU EGUNA ARRASATEN 1885ean




Aldayko kanposantua, XX.eko hirugarren hamarkadan
Aurten ere gure kanposantuek bisitari ugari jasoko dituzte Domu Santu egunean. Ohiturari jarraiki herritar askok tartetxo bat hartuko dute jai egun horretan eta hildako senitarte eta adiskideak oroituz, pentsamendu bat izango dute hilerrian bertan haien alde.

Domu Santuren aukera aprobetxatuz, Miguel Madinabeitiak Arrasateko hilerriari buruzko zehazkizun batzuk eman zituen, 1885eko  azaroaren 1ean, El Noticiero Bilbaíno zeritzan egunkarian. Hona hemen idatzi zuena:

“Por disposición gubernativa se ha prohibido este año la visita a los cementerios; y como la tarde está desapacible, voy a entretenerme en escribir dos renglones con referencias al de este pueblo.

Se ha dicho que aquí es costumbre nueva visitar el camposanto el día de hoy; y efectivamente, es cierto, porque hasta hace una treintena de años no subía más que alguna vieja que otra, que introducían la nariz por la rejilla de la puerta, que era desde donde oraban.

En carta mía del 24 de enero de 1881 dije cómo el emplazamiento del de este pueblo se debía al general francés Thouvenot, que se titulaba gobernador de Vizcaya, pero pasaba aquí largas temporadas a juzgar por la numerosa correspondencia oficial suya que se conserva, si bien la órden procedía del reinado de Carlos IV, comunicada a la provincia por su corregidor D. Pascual Rodríguez de Arellano.

Sin meterme en el laberinto de si en los tiempos pasados la Iglesia prohibía los enterramientos dentro de ella, menos a la clase privilegiada, no cabe duda que hasta la guerra de Napoleón se seguía aquella costumbre, como lo atestiguan los millares de cráneos humanos que yacen en varios cubos del templo. Thouvenot, que debió ser caballero y transigente, un día hubo, sin embargo, de encresparse al ver que, a pesar de la órden por él comunicada en 28 de mayo de 1809 en sentido contrario, se continuaba con el sepelio dentro de la iglesia. Reunió con este motivo al ayuntamiento y cabildo, y mandó que en el improrrogable término de nueve días se habilitase un sitio al aire libre donde enterrar los cadáveres, cerrándolo provisionalmente de estacas. Dignos me parecen de toda alabanza aquellos hombres que en término tan angustioso tuvieron el acierto de elegir para tan sagrado destino la era de Alday, que está al pie de la antiquísima parroquia de Santa Marina de Aguirre, convertida hoy en caserío de labranza.

Aldayko Kanpo Santua 1965ean
Hoy concluyo diciendo que este camposanto recibió el año 1866 una mejora de ampliación y relativo embellecimiento, y en el día se está en vías de darle mayor capacidad con lo que y con las excelentes condiciones higiènicas que reune, podrá cumplidamentre responder a las exigencias modernas.

El que esto lea dirá tal vez: ¿Y a mí, qué? Yo no puedo, sin embargo, pensar del mismo modo. Tengo allí a mis padres, hijos, hermanos, abuelos maternos y a seres queridos de quienes jamás me olvidaré; y ya que las puertas están cerradas, les abro mi corazón para tributarles este recuerdo”

=================..================

Madinabeitiaren albistea emanda, ezin dut jarri gabe utzi, 1965eko azaroaren 2an “La Voz de España” egunkarian Mariano Azkarate “Zelaitxo” Arrasateko korrrespontsalak zioena, Domu Santu Eguna zela eta: “Con extraordinaria solemnidad se celebraron en todos los templos los actos propios del día. Miles de personas se acercaron a las tumbas de sus familiares, depositando preciosas coronas de flores, a la vez que ofrecían sus plegarias a sus seres queridos”

No hay comentarios:

Publicar un comentario