miércoles, 7 de mayo de 2014

1890eko GREBA ARRASATEN


V.R y Cia. XIX. amaieran

Beste inoiz ere idatzi dut Miguel Madinabeitia idazle eta kronika egile arrasatearrari “Liskar zale” izenordea ongi etorriko zitzaiola, behin eta berriz sartu baitzen auzitan bere idatziak zirela-eta. Horrek ez du esan nahi zuzen ibiliko ez zenik. Hamaika adibide eman nitzake, eta batzuk honez gero publikatu egin ditut. Gaurkoan 1890ean bere koinatua zen Jose Maria Resusta enpresariarekin izandako auzia ekarri nahi dut gogora.

Vergarajáuregui, Resusta y Cia enpresaren urte hartako lan arazoak izan ziren zioa, Madinabeitia eta bere koinatuaren artean tirabirak sortzeko. Hain zuzen ere, 1890eko otsailean eta apirilean enpresako langileek grebara jo zuten eta Madinabeitiak horren berri eman zuen “El Noticiero Bilbaíno” egunkarian, apirilaren 27an, “La cuestión obrera” tituluarekin. Bukatzen zuen esaten:

“No hay que dudar que este suceso ha ocasionado y está ocasionando grandes disgustos en las familias, y que redundará en detrimento de los intereses comunes del pueblo. Lástima es, por lo mismo, que las dos fábricas no se unieran, porque siendo las primeras de su género en España, y que marchan en creciente desarrollo, tendrían vida próspera” (1)

Jose Maria Resusta enpresako zuzendariak berehalako erantzuna ematen zuen egunkarian, maiatzaren 3an. Baina ez bide zen Resusta oso gustura geratu egunkariak eskainitako tratamenduarekin eta maiatzaren 13an “El Diario de Bilbao” zeritzanean beste idazki bat argitaratu zuen, Madinabeitiaren esku beltza salatuz. Madinabeitiaren eskutitz mingots berri batek handitu zuen auzia. Arrasateko korrespontsalak zioen “El Noticiario Bilbaíno”n:

“Mi carta del 27 del pasado no habría tenido ninguna trascendencia a no ingerirse en la cuestión cierta persona... Yo nunca he tomado la pluma en la mano para mentir a sabiendas, ni con el deliberado propósito de ofender a nadie ni de faltar a cosas y personas. Tal carta la puse contra mi voluntad, y añado ahora que lo hice impulsado por el amor propio herido, porque no siempre se está de humor para aguantar el que le digan a uno en sus barbas que escribe antiguallas y tonterías...”

Bi koinatuen arteko tirabiretan, langileek ere parte hartu nahi izan zuten “El Noticiero Bilbaíno”n,  Madinabeitiaren alde eginez, beraien ustez “con la imparcialidad que le caracteriza” idatzita baitzegoen korrespontsalaren kronika. Irakur dezagun “Los obreros de la huelga” sinadurapekoek maiatzaren 11an ziotena:

Sarrailetako tailerra
“… Ha venido detallando la huelga obrera del 16 de febrero y lo ocurrido el 16 de abril últimos, entre los obreros en hierro de ésta y los señores Vergarajáuregui, Resusta y compañía. Lo expuesto por el referido dignísimo corresponsal , aunque los socios de la indicada fábrica tratan de desmentirlo, es y será siempre la versión verídica de las ocurrencias habidas en esta villa en las dos cuestiones obreras que han tenido lugar en lo que va de año, y sola y únicamente la responsabilidad cae directamente sobre el Gerente de la misma, el señor D. José María Resusta y no sobre el obrero a que se refieren dichos señores. Lo exigido por éste o, para mejor explicar, en nombre de éste la sociedad de obreros en hierro de esta villa titulada La Solidaridad  a que pertenecía el mismo, no fue una exigencia arbitraria sino una queja justísima. Y que en 16 de febrero, presagiando que dentro de poco tiempo habría vengativas en ciertos individuos que habían figurado como primeros en la huelga, se hizo presente al jefe de talleres que en lo sucesivo se siguiera el mismo orden con las piezas dando a cada uno la obra acostumbrada, el cual de acuerdo con los dueños de la fábrica en cuestión tuvo a bien acceder a la petición formulada, terminando así la huelga bajo esa condición, prometiendo muy cumplidamente que el obrero no sufriría por eso menoscabo en sus intereses.

Pero al transcurrir una fecha muy corta y no pudiendo sufrir el ejemplo de solidaridad y unión que habían dado los huelguistas y que próximo estaba el parto de una sociedad de resistencia cuyo golpe temían, disimuladamente empezaron los vengativos en este mismo obrero, el cual hizo presente al jefe de talleres el compromiso adquirido, manifestando éste que obraba por orden de sus superiores.

Recurrió de nuevo ante los fabricantes en demanda de sus justas y razonables peticiones, quienes en vez de acceder le señalaron abierta la puerta en señal de desprecio, siendo desatendido por todos conceptos. Viendo entonces que el asunto revestía carácter de gravedad, se resolvió reunidos en junta los individuos de La Solidaridad, pasar una atenta carta al mencionado señor Resusta, como Gerente, para ver si la cuestión se arreglaba sin perjuicio de ambos intereses y los de esta villa nuestra querida cuna.

Jose Vergarajauregi Salinas
Pero nuestros esfuerzos se estrellaron ante el desdén de dicho señor, no dignándose siquiera recibir la carta dirigida y por lo tanto denegando la contestación que esperábamos. Indignados con razón, salimos seguidamente con dirección a la fábrica de los Sres. Hijos de Echevarría y Cía. de Arechavaleta, siendo recibidos con afabilidad y tratados cual merece el obrero y donde en la actualidad continuamos todos, a excepción de unos pocos que efectivamente han vuelto a la fábrica de los Sres. Vergarajáuregui, Resusta y Cía. Pero no en el sentido que ellos se han explicado, sino engañados con promesas halagüeñas que mañana quedarán disueltas, labrando así el obrero que atiende a sus hipócritas palabras su total ruina”

Gertaeren deskribapena egin ondoren, V.R eta Cia.ren langileek galderak planteatzen dizkiote enpresaren zuzendaritzari.

Jose Maria Resusta Altuna
“Ahora preguntamos los obreros en vista del escrito que motiva estas líneas ¿Dónde está esa consideración y protección al obrero que hacen ustedes alarde? ¿Demuestran por ventura los actos realizados en estos seis o siete años en los cuales el obrero de Mondragón ha sufrido en su tarifa cuatro bajas de precios generales hasta llegar al extremo de parecerles mucho el jornal de diez a once reales que se gana durante el trabajo penoso de doce y media horas al día? ¿Acaso creen o intentan hacer creer que la subida del 15% que tuvo lugar últimamente iguala a las bajas generales y las particulares hechas por el tirano que tantos años nos mandó? ¿Quién es el obrero que haya disfrutado de entera libertad de acción particularmente hasta hace un año que fueron tratados despóticamente, echándoles en cara las expresiones más bajas e indecorosas? ¿Serán estos los actos de buenos cristianos y fervientes católicos, y nosotros por pertenecer a una sociación obrera para nuestro mejoramiento propio, seremos como se ha dicho en un lugar que no queremos citar y hasta se ha propalado por las calles que somos unos masones?

Por lo tanto, conste que el obrero de Mondragón es dócil y sufrido, y si se hubiera hecho lo de ahora, esto es ir unidos todos, no se vería tan oprimida la gente proletaria. Esto es lo ocurrido en esta villa perjudicada en extremo en sus intereses por la decadencia de un amo, y así y todo se le culpa al obrero”

Dokumentu interesgarria da aurrekoa, gizarte arrasatearraren gaineko erradiografia argia ahalbidetzen duena. Bistan da, Arrasateko langileen eta ugazaben arteko gatazkak pil-pilean zeudela XIX. mendean. Arreta irabazten dute dokumentuan erabilitako tonuak eta zenbait hitzen agerpenak. “Masones; gente proletaria; tirano; sociedad de resistencia…” idazkiko hitzak dira eta kontuan eduki behar dugu Gipuzkoan artean sozialismoak 1897ra arte ez zituela lehen urratsak azalduko, Eibarren. 

(1) Aretxabaletako “Hijos de Echevarria y Cia”-ri buruz ari da. Urte hartan bertan, “Vergarajáuregui, Resusta y Cia”-k absorbitu egin zuen Aretxabaletako enpresa eta ekintza industrial osoa Arrasatera pasatu zen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario