miércoles, 15 de febrero de 2012

JESUS GURIDIREN SUSTRAIAK ARRASATEN


Guridi, Arrasaten 1960an, David eta Juan Arzamendirekin
Behinola komentatu dut Jesús Guridiren arbasoetako lerro batek Arrasaten zituela sustraiak. Areago, birraitonak –Munarrekoa, itxuraz- Arrasate-Gasteiz arteko ibilbidea zaldi-gurdiz egiten zuela entzun nion sarritan Jose Mari Uranga arrasatear historialariari. Eta orain Sabin Salaberri adiskide minak eman dizkit datu batzuk eta zutabe honetara aldatzea interesgarria iruditu zait.

Eta aukera aprobetxatu nahi dut, bestalde, Sabin Salaberriri larunbat honetan, 18an, Gasteizen beste golardo bat ematen diotela iragartzeko. Zenbatgarrena? Kasu honetan Landazuri Elkartearen Saria da. Sabinek euskal kulturaren alde burututako lan bikainak ongi merezia du sari hori. Bide batez, diodan, Guridik bezala, Sabinek ere hankatxo bat arrasatear lurraldean daukala ongi sustraitua. Baina, jakina,  bere aramaixortasuna salgai ipini gabe! Horretan ere, batera goaz! Zorionak Sabin sari berri horrengatik!

Eta besterik gabe, irakur diezaiogun Guridiren gaineko adituari:

“El pasado año  celebramos el 150 aniversario del nacimiento y 50 de la muerte de Jesús Guridi, que  nació en Vitoria en 1886 y falleció en Madrid en 1961.

Guridi fue un músico precoz; destacó desde niño como pianista y compositor. La disposición hacia la música de nuestro protagonista no fue mera casualidad: sus antecesores, tanto por la línea paterna como por la materna, fueron músicos destacados. Es de destacar, además, que todos ellos y ellas provenían  de los cuatro territorios de Euskal Herria.

Sabin Salaberri
Por la rama paterna, Francisco Javier Guridi Herrasti, abuelo de Jesús Guridi, era de Arrasate-Mondragón; fue un notable organista, que durante algún tiempo ejerció su oficio en su pueblo natal, para ocupar más tarde otros puestos (*); se casó con Nicasia Antonia Area Gardea, que pertenecía a una conocida familia musical vitoriana: ella se ocupó de que su hijo Lorenzo, padre de Jesús, fuera un excelente violinista.  El padre de Jesús Guridi, Lorenzo Guridi Area, nació en Gernika; formado en la música, sobre todo por su madre, fue un excelente violinista profesional. Se casó con Trinidad Bidaola Ledesma, de Pamplona.

Por la rama materna, el bisabuelo de Jesús Guridi, Nicolás Ledesma (**), fue organista y maestro de capilla en la basílica de Santiago de Bilbao, Su hija, Celestina Ledesma, abuela de Jesús, nació en  Tafalla; fue compositora y profesora de piano; se casó con Luis Bidaola, de Segura, que sucedió como organista a su suegro Nicolás Ledesma en el órgano de la basílica de Santiago de Bilbao. La hija de ambos, Trinidad Bidaola Ledesma, madre de Jesús Guridi, fue una reconocida profesora de piano: fue ella la que inició en la música a su hijo.

Así es que a Jesús Guridi, que llevaba en sus venas sangre de las “Cuatro Provincias”, la vocación musical le venía de familia. Pero, con todos los avatares, con todas las idas y venidas de los Ledesma y los Guridi ¿quién podía suponer que, con el tiempo, Jesús Guridi llegaría a ocupar en la basílica de Santiago de Bilbao el puesto de organista que anteriormente habían ejercido su bisabuelo Nicolás Ledesma y su abuelo Luis Bidaola?”

(*) En los “Decretos y acuerdos” celebrados en la parroquia de San Juan Bautista de Salvatierra Agurain, Álava, se lee que en el concurso celebrado el 30 de mayo de 1816 “para la plaza de organista vacante en la iglesia parroquial  de San Juan de la villa de Salvatierra”, “salió electo Dn. Francisco de Guridi, organista de la villa de Mondragón…y, sin haberse concluido el acto, se presentó Dn. Tomás de Durana, organista interino de esta iglesia y le entregó la llave del órgano al referido Dn. Francisco de Guridi, sin habersela pedido”. El musicólogo aguraindarra Dionisio Preciado, a quien se debe la cita, estima que “esto podría interpretarse en doble sentido: o como acto de sincera cortesía hacia el recién llegado, o como un despecho incontenible por tener que dejar la organistía que venía desempeñando interinamente”. Guridi estuvo de organista en Salvatierra hasta el 7 de diciembre de 1617. En esa fecha se trasladó a Markina Xemein, llamándose ahora Francisco Javier de Guridi. Más tarde ejercería su oficio en la parroquia de San Pedro de Vitoria-Gasteiz.

 (**) Nació en Grisel (Zaragoza) en 1791. En 1830 ganó en Bilbao la plaza de organista y maestro de capilla de la iglesia de Santiago, destino que cedió a su hijo político Luis Bidaola en 1857.
En Bilbao mantuvo una incesante actividad como organista, pianista y compositor. En 1851 presidió la Sociedad Filarmónica y creó  una orquesta  que ofreció su concierto inaugural el 22 de febrero de 1852.  Fue una figura musical de referencia y gozó de estimación general, más bien de veneración. Su trabajo no sólo mereció la admiración y el respeto de la sociedad vasca y española, sino que incluso autores y músicos extranjeros celebraron su obra con exaltación. 


Sabinen argazkia:  euskonews aldizkaria

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar