miércoles, 19 de noviembre de 2014

ARAMAIOKO BASERRI ARKITEKTURAZ





 
Aramaioko herri-arkitektura aski ezaguna dugu, ibarreko baserriak sarritan azaldu baitira aldizkari eta egunkarietan, aramaioar bazterren kokapenak berezitasun deigarriak eskaintzen dizkielako. Aspaldi, 1982ko maiatzaren 9an, Arabako Diputazioaren ekimenez buruturiko


Liburuaren aurkezpena Aramaion, 1982an
“Arquitectura rural         alavesa. Valle de       Aramayona” liburu      ederra aurkezteko       aukera izan nuen    Aramaioko udaletxean    eta nire hitzaldian  nioen bezala edozein    herritako arkitekturak  herri-nortasuna adierazten du. Liburu horretan ibarreko egundoko aberastasuna aurkezten da, eta hiru hamarkada luzeko tartea eman denean konturatu naiz baserri batzuk betiko desagertu direla, eta beraiekin aramaioar nortasunaren zatitxo bat. 

Bada beste liburu bat, Eusko Ikaskuntzak 1930ean argitaratua, harrez geroztik burututako ikerketa lan askoren iturburutzat har genezakeena -besteak beste, goian aipatutakoarena-, eta bertan Aramaioko zenbait baserriren aipamena egiten da. “La arquitectura del caserío vasco” du titulua liburuak, Alfredo Baeschlin arkitekto suitzar-alemanak egina.

Baeschlinek Aramaio bisitatu zuen 1927-28 aldian, Euskal Herriko beste txoko ugari bezala. Euskal baserriaren nondik norakoa bertatik bertara ezagutzea zuen helburua eta benetan lortu zuela, aipatu liburuko xehetasunek aberastasun handia erakusten baitute. Diodan bezala, Baeschlinen liburuak bidea ireki zuen geroko ikerketetarako eta gaurko ekarpenean aipamen batzuk ekarri nahi ditut txoko honetara, irakurleak Baeschlinen lanaren lagintxo bat modu errazean ezagutu dezan. 

“El valle de Aramayona, aunque geográficamente pertenece a la provincia de Alava, es vizcaíno por su etnografía. Es uno de los últimos valles alaveses que han conservado el idioma eúskaro. El estudio de su arquitectura popular confirma que Aramayona y sus pertenecientes son netamente vizcaínos.

De la carretera principal de Vitoria a Bilbao se separa en Villarreal antes de franquear el portazgo de Santa Engracia –una carretera secundaria para Mondragón (Guipúzcoa) atravesando el valle de Aramayona al pie de la Peña de Amboto. Es una cuña alavesa entre Vizcaya y Guipúzcoa. 
Costumbres, idioma, arquitectura de marcado carácter vizcaíno, tal vez mejor conservados que en las partes de Vizcaya abiertas a las grandes líneas de comunicación.

Uribarri baserria, Baeschlinek fotografiatuta
Véase el caserío Uribarri (1), comparándolo por ejemplo con el también netamente vizcaíno de Gaztelúa. Efectivamente solo la sierra de Urquiola los separa; en línea recta la distancia no pasa de diez kilómetros. La misma forma de disponer el doble portalón e idéntica manera de tratar la mampostería, con el revoque parcial que deja a descubierto las piedras más salientes y da ese aspecto inconfundible al caserío vizcaíno. Encuéntrase la cocina en planta baja junto con las cuadras y los locales para carros y aperos de labranza. Pegando al alero del caserío, el típico laurel del que sacan las ramas para la procesión del Domingo de Ramos, del que se coloca un ramito en agua bendita en la habitación de enfermos y moribundos, así como sobre los ataúdes. Casi todo el uso que se hace del laurel es de carácter religioso y el orígen de la costumbre de plantar el laurel al lado de la casa se pierde en la noche de los tiempos. 

Aramaioko sukalde bat, txitxiluarekin, Baeschlinen marrazkian
En el caserío disperso de Aramayona, lejos de toda comunicación fácil, pueden aún encontrarse  los típicos “txixiluak” escaños de cocina con mesa plegable, utensilios antiguos de cocina, como los asadores, los descomunales saleros tallados en un trozo de castaño, los candiles etc.

En uno de los apartados caseríos del pacífico valle el autor pudo experimentar la legendaria hospitalidad vasca, siendo alojado en la alcoba de la sala y presenciando una patriarcal comida según la vieja usanza del país. Los aldeanos pagan sus contribuciones en Alava, pero tanto hortalizas como leche las llevan a vender a Mondragón y Elorrio, lo que prueba que los lindes políticos no son siempre naturales. 

Azkoa Etxebarria baserria, Baeschlinen marrazkian
Donde aparece más marcado aún el carácter vizcaíno de la construcción del valle es en la casa Azcoa-Echevarria (2) bello palacete rural en manos de labradores acomodados. Es uno de los ejemplos raros de dos pórticos, uno para la entrada de carros, el otro para los moradores con acceso directo a la cocina. Esta tiene el fuego en el centro, con escape libre del humo  por las rendijas del techo y un txixilu muy bello.

Realmente notable es la sala del primer piso, muy espaciosa, donde se celebran las fiestas y reuniones más señaladas de la vida del aldeano: los bautizos, las bodas, los entierros. Como en todos los caseríos que no han sido objeto de reformas posteriores, las ventanas se cierran con postigos sin cristales, muy decorativos. El uso del cristal no debe de haber empezado a implantarse hasta muy entrado el siglo 19. 

Zabolako Zuatza
Otro palacete rural, tal vez con aire más señor que el frontero, ostentando bello escudo de armas, con dos graciosos arcos es la casa Zueza (3) situada en uno de los barrios altos de Aramayona. Construida toda la fachada de sillería, con sus dos balcones corridos y su tejado a cuatro aguas, esta casa tiene gran parecido con las casonas montañesas. La escalera interior, dispuesta con gracia y adornada con bella talla, es digna de ser mencionada” 

Hurrengo batean, zehazkizun gehiago emango ditut Alfredo Baeschlinek Aramaion 1927-28 urteetan aurkitu zuenari buruz. 

(1)    Baeschlinek aipatzen duen baserri hori ez da agertzen “Arquitectura rural alavesa. Valle de Aramayona” liburuan. 1927-82 tartean desagertu zenaren seinalea.
  (2)    “Arquitectura rural alavesa. Valle de Aramayona” liburuan irakurtzen dugu: "Su construcción era del siglo XVI. En nuestra primera visita aún conservaba la fachada principal de mampostería ordinaria y tres grandes arcos de sillería rebajados ... En la segunda visita ya no quedaba ni una sola piedra. Es una pena porque era uno de los caseríos más interesantes y bonitos del valle"

 Iñaki Nafarrete Aramaioko adiskideak argitu didanez, Azkoa-Etxebarriko arkuak eta harriak Arrasateko Monterron jauregian daude.
 
  (3)    Zabolako Zuatzuari buruz ari da

            GAIAREN GAINEKO BIGARREN ZATIA: 



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada