miércoles, 13 de febrero de 2013

ARAMAIO, BECERRO DE BENGOAREN DESKRIBAPENEAN (3tik/2)



Azkoaga eta Baraxuen

Aurreko batean ekin nion  Becerro de Bengoa XIX.eko euskaltzaleak Aramaiora egindako bidaiaren deskribapenari, eta gaurkoan bigarren zatia eskaintzen dut.  Aurreko hartan nioen bezala, Arabako Biltzar Nagusiak Aramaiora bildu ziren 1868ko maiatzaren 4, 5, 6 eta 7an eta arabar historialariak Sotero Manteli inprimatzailearekin egin zuen bidaia. Honela segitzen du bidaiaren kronikak:



Untzellako eliza
“Por indicación del poeta legendario hicimos que el carruaje tomara el camino nuevo y nosotros bajamos a la sombra de los castaños, por el viejo, por la fuente de hierro y Gureya, hasta el cementerio de Zalgogaray, situado a un repecho a la entrada de la población de Ibarra, o de la Calle, como la llaman los de los caseríos. En aquel olvidado lugar reposan las cenizas de mis abuelos, de los patriarcales Bengoas de Arriola. Dejé a Manteli que se extasiara, contemplando las anteiglesias y alturas desde lo hondo del valle, y que tomara notas y más notas en su
Santa Ana
cartera, y fui a sentarme al petril del campo de la ermita de Santa Ana, donde mis antiguos condiscípulos Luco e Isasmendi terminaban la decoración de un suntuoso arco, elevado en honor de la popular Asamblea de la muy noble y muy leal provincia. ¡Con cuán alegría nos hemos abrazado siempre en aquel hermoso rincón de la tierra euskara, los leales amigos que  pacíficos y felices  viven en él y los que de vez en cuando acudimos desde lejanos pueblos.



Etxaguengo etxe bat
De la ermita al Establecimiento de baños sulfurosos, que posee el renombrado fondista vitoriano Sr. Quintanilla, no hay más que un paso. Nuestra primera visita fue para él, complaciéndonos en extremo su distribución y servicio. Un inmenso salón circular, alumbrado por lo alto, constituye la pieza principal de reunión y recreo, y en otra banda circular también, que le rodea están los bonitos y cómodos cuartos de baño. Fuera, en pintoresco sitio, brota el abundante manantial, cuyas aguas, de una intensidad mineral extraordinaria, han adquirido gran fama en las curaciones, atrayendo al valle una gran concurrencia de gentes, que de año en año va en aumento y que da una gran vida a aquélla, ates tranquila y casi olvidada población. Inmediata a los Baños se alza la fonda, que con decir que es una sucursal del Hotel Quintanilla de Vitoria, no necesita más descripción ni más elogio”



Sastiñaren atze aldea eta Udaletxea

Aramaioko alkatea Juan Domingo Urduña zen urte hartan. Becerro de Bengoak bazekien zer esaten zuen, goi ospakizunetako ekitaldiei hitz egiterakoan. Zekorketak eta etxaferuak ez ziren falta jai handietan, udal paperetan argi ikus daitekeenez. Eta danbolin joleari dagokionez ere, aspaldiko zaletasuna zioten aramaixoarrek txistuari edo “música juglar”i, udal aktetan esan ohi zenez . Hain zuzen, 1844an topatu dut Amilburu sagaren lehen txistulariaren gaineko erreferentzia: Pablo Amilburu. Kronikarekin segitzen dugu:
Sastiña (San Sebastián)


“El pueblo, formado por una calle, en este punto, sigue la dirección del río hasta la Plaza, donde viene a concurrir otra, que sigue también la de otro riachuelo. En la Plaza hay una Casa Consistorial, de severo aspecto, con paseos cubiertos, grandes balcones y extenso salón de concejo. Durante la temporada de baños, en los días festivos y en la época de “los San Martines” de Julio, así como en las antiguas solemnidades de las Juntas, ¡qué animación la de aquella plaza, con sus grandes novilladas, con sus bailes al tamboril y sus fogatas e iluminaciones nocturnas! Aramayona
Plaza Udaletxetik
siempre ha tenido excelentes tamboriteros, que ejecutan “por música”, como todos los del país, cuantas composiciones se les presenten. En aquel reducido espacio plano, único en todo el valle, han bailado los Diputados, los Procuradores y las principales señoras, sus aurrescos, achescos y arin arins. Allí el alegre y bullicioso tumulto de los mútiles y de las nescachas de las anteiglesias y caseríos se agita en los días festivos con el entusiasmo de siempre, y no es extraño ver a las gentes forasteras tomar parte en las bandas de bailarines y recibir las solemnes culadas, con que se ameniza la duración del aurresco. En la misma plaza están la ermita de San Sebastián y un café. Tiene la población unas cien casas y ochocientos habitantes, que se dedican a la agricultura y a la ferrería. Componen el ayuntamiento del valle, además de Ibarra, las inmediatas anteiglesias de Arejola, Ascoaga, Barajuen, Echagüen, Ganzaga, Uncella, Uribarri y Olaeta



Aurreko artikulua:
http://txemax3.blogspot.com.es/2013/01/aramaio-becerro-de-bengoaren.html

Hirugarren artikulua:

http://txemax3.blogspot.com.es/2013/03/aramaio-becerro-de-bengoaren.html 


No hay comentarios:

Publicar un comentario