miércoles, 23 de enero de 2013

ARRASATEKO INDUSTRIA, 1883an


Santa Ageda Bainutegia
Arrasateko industriaren historia noiz arte igotzen den esateko lehen arrasatearren garaietaraino iritsi beharko genukeela lasai asko esan daitekeen arren, egia borobila ere da Arrasate oso urruti geratu dela beti vox populi-ren zirkuituetatik. Arrasatetik mendetan erion den albiste-iturriko berriak ez dira gehienetan publiko orokorrera heldu. Eta horregatik ez da harrigarria, gaur ekarri nahi dudan kronikatxoa, duela 130 urte Miguel Madinabeitiak idatzia.

“El Eco de San Sebastián” egunkarian publikatu zuen 1883ko abuztuaren 29an ondoko artikulua eta bertan kronika egilea min agertzen da, bere ustez garrantzirik eman ez zaiolako Arrasateko industria eta ekonomiaren errealitateari. Madinabeitiaren izkribuari esker dakigu apurtxo bat gehiago une hartako egoeraz eta zehazkizun interesgarriak eskaintzen ditu, herriko industria-historia betetzen joateko. Irakur dezagun:

“Estoy tan acostumbrado a ver en periódicos, folletos, revistas y aun libros que al tratar del estado industrial y progresivo de Guipúzcoa se prescinde, por completo, de Mondragón, que un caso más de esta naturaleza debía tenerme sin cuidado, por aquello de que “lo que fuere sonará” o “la cuba de buen vino no necesita bandera” Pero como yo profeso singular cariño al periodismo, quisiera que el ilustrado redactor de El Imparcial que ha hecho un interesante bosquejo del fomento de este país en el Eco nº 35, me permitiera dar a su carta por vía de apéndice y con la mano menos maestra la última pincelada.

Si dicho señor no hubiera extendido su vuelo hasta Arechavaleta, pueblo distante 3 kilómetros de éste, yo no tenía para qué escribir; pero ya que habla de sus aguas sulfurosas y fábrica de fósforos,  séame permitido añadir que también tenemos aquí a Guesalibar, nombre genuinamente vascongado que quiere decir lugar de agua salada, termal o mineral (uratsa) agua sobre cuya bondad y calidad disputó Garibay en Lieja con los médicos de aquella ciudad el año 1571, y que hoy se conoce con el nombre de Santa Águeda, en donde, según dicen, el aseo y la mesa son de primo cartello (1)

Jarraian, aipatu gabe, Vergarajauregui, Resusta y Cia.ren gaineko aipamena egiten du. Horretaz apur bat bazekien Madinabeitiak, lantegi horretan egin baitzuen lan, udal idazkaritzaren kargurako hautatua izan aitzin. Interesgarria da Martzelino Alberdiri buruz dioena.

VRyCren tailerrak zirenak
“Tenemos una fábrica de cerrajería, montada con todos los adelantos modernos, donde se ocupan más de 300 operarios y se reparte cada quincena de diez a once mil pesetas, y otra fábrica más en pequeño del mismo arte. Tenemos, así bien, dos fábricas harineras donde pueden molerse sobre 80 hectolitros de harina diariamente; un horno de cementación de acero, resto de antiquísima y universal industria de este pueblo, y que su ingenioso dueño D. Marcelino Alberdi (2), a fuerza de ensayos ha conseguido preparar correaje para maquinaria que puede competir con el del extranjero, habiendo él mismo inventado una pasta de esmeril para pulimentar el hierro de que hasta ahora se proveían de Inglaterra los que lo necesitaban: objetos ambos que su autor se propuso presentar en la exposición regional de esa capital”




(1) Lehen mailakoa (lit. lehen kartelekoa)  
(2) Marzelino Alberdi Izagirre, 1849an jaioa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada